Trabajar en la calle es la única opción de muchos para escolarizar a sus hijos

Estudio revela que, pese a la pobreza, muchas familias hoy se esfuerzan para que sus hijos estudien. Ven a la vía pública como la única oportunidad para sacarlos de la marginalidad, darles casa y alimentos. Detrás de cada puesto de cada comerciante hay una familia y relaciones complejas. La inseguridad, inestabilidad, los conflictos, desigualdad de recursos y oportunidades están presentes en la vida de todo trabajador de calle, según el libro Familias Paraguayas: Trabajo en la calle y conflictividad publicado por el Centro de Estudios Antropológicos de la Universidad Católica.

Las investigadoras Gloria Medina de Pérez y Gloria Centurión, bajo la coordinación de Cristina Boselli, entrevistaron a 32 familias en las que uno o varios de sus integrantes desempeñan sus actividades laborales en la vía pública. Notaron que la compleja configuración de las mismas se aleja de la normativa del matrimonio con padre, madre e hijo (familia nuclear), es decir, el modelo ha cambiado.

“Podemos decir que la realidad de las familias en Paraguay tiene características que de ninguna manera pueden ser definidas sencillamente como un matrimonio y un conjunto de hijos, un conjunto de seres que tienen directamente una vinculación natural con esos abuelos, nietos, bisnietos”, señala Dr. Carlos A. González, director del Centro Interdisciplinario de Derecho Social y Economía Política (Cidsep).

El sociólogo Luis Ortiz Sandoval señaló que entender la dinámica de las familias ayuda a dimensionar las situaciones que les toca vivir en las calles y que la experiencia social de las nuevas conformaciones son diferentes y efectivamente tienen otra manera de presentarse a sí mismas en algunos casos como arquetipos o modelos de familia.

Las autoras del libro Familias Paraguayas recomiendan la creación de redes de apoyo familiar, de una jurisdicción especializada en familia en el sistema de justicia, el refuerzo de planes y proyectos de la Codeni. Resaltan que cualquier modificación del trabajo de calle tendrá un gran impacto en las familias.

(Última Hora – 15 de marzo de 2017).