Proponen crear organismo regional para erradicar violencia contra niñas, niños y adolescentes

¿Cuánto podría contribuir un organismo regional dedicado a velar por la erradicación y prevención de la violencia para la niñez y adolescencia? ¿Cuánto incidiría este tipo de iniciativa en el Estado de Nicaragua para avanzar en el cumplimiento de todos los marcos jurídicos que tutelan los derechos de la niñez y adolescencia? ¿Estarían dispuestas las instancias locales oficiales sobre niñez y adolescencia a trabajar de forma articulada con un organismo regional de esta naturaleza? ¿Creando mayor estructura se reduciría el tema de la violencia en niños, niñas y adolescentes?

Recientemente en Paraguay se celebró el primer Encuentro Sudamericano de seguimiento de las Naciones Unidas sobre Violencia contra niños, niñas y adolescentes, en este foro se propuso crear un organismo regional (Latinoamericano) para que revisen las diferentes situaciones en relación a la violencia de cada país.

Entre las funciones principales de esta instancia sería promover investigaciones sobre otros tipos de violencia estructural y simbólica, con la finalidad de generar políticas públicas que propicien educar a niños, niñas y adolescentes dentro de una cultura de respeto y paz.

Que esta comisión exija a los Estados la promoción de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, y promuevan el monitoreo de su aplicación en las familias, instituciones y sociedad en general.

Y acompañar a los países para que aprueben leyes que prohíban la violencia contra los NNA incluso con los objetivos “correctivos”.

Los avances en materia jurídica: Código de la Niñez y la ratificación de la Convención del Niño y la Niña, todavía no se corresponde con el acceso y retardación de la justicia.

¿Por qué es necesario crear este organismo regional?

La presente propuesta de crear un organismo regional tiene como documento base el Manifiesto de Niñas, Niños y Adolescentes de Latinoamérica que participaron en el Encuentro Sudamericano de seguimiento al estudio de las Naciones Unidas sobre violencia contra niñas, niños y adolescentes, el cual realiza una mirada sobre la situación de la violencia de niños, niñas y adolescentes a nivel de Latinoamérica.

Esta misma fuente destaca que la desigualdad de oportunidades y distintas formas de violencia hacia los niños, niñas y adolescentes; la violencia persiste como forma de corrección; la violencia estructural, basada en la contaminación del medio ambiente y las personas campea en las grandes empresarios de los agro-negocios.

El informe señala que en la mayoría de los casos, las leyes y las acciones de los Estados facilitan la violencia de nuestros derechos en general; la burocracia de las instituciones continua siendo un obstáculo para la atención inmediata y con calidad a situaciones de violencia; en la mayoría de nuestros países no existen instituciones especializadas como ministerios de la Niñez y la Adolescencia.

Agrega las dificultades en el registro y documentación de las personas; la centralización de los servicios de atención; califica como parte de la violencia la falta de difusión de la Convención de los Derechos de los niños, niñas y adolescentes; y la deuda de los medio de comunicación en promover mayoritariamente una imagen negativa de la niñez, y estereotipos negativos que nos re-victimizan hacen vulnerables a situaciones de violencia.

La violencia intrafamiliar es un problema social que crece cada año. Se trata de un mal en el seno de la familia de la cual quienes más sufren son niñez, adolescentes y mujeres. Sin duda es un problema de salud pública que causa daños, incapacidades y muerte.

Es uno de los principales problemas más crítico que enfrenta la justicia en el país, por el número creciente de causas judiciales y el costo que representa en el Prepuesto General de la República. Precisamente para reducir este mal endémico social, se han realizado diversas iniciativas a nivel local para concienciar a actores claves en torno a la violencia, entre ellos administradores de justicia y funcionarios públicos en diversos municipios.

Dos Generaciones recientemente inauguró el diplomado “Sexualidad, poder y violencia Sexual”, el cual está siendo impartido a funcionarios y psicólogos de ONGs de los municipios de Rancho Grande, la Dalia y Totogalpa, ubicado en el norte del país. El diplomado está siendo acreditado por la Universidad Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), el cual busca descontruir y construir representaciones sociales sobre niñez, adolescencia, derechos, sexualidad, poder y violencia

La propuesta de crear un organismo regional especializada en la prevención de la violencia en niños, niñas y adolescentes constituye una oportunidad en el marco de la semana de la niñez, para que medios y periodistas abran el debate cuánto podría contribuir este tipo de plataforma regional a reducir la tasa de violencia en niñez y adolescencia; y que el Estado de Nicaragua asuma un rol más activo en el tema de la violencia hacia niñas, niños y adolescentes.