Para Codehupy hubo terrorismo de Estado

La Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (Codehupy) exigió una investigación completa e imparcial para sancionar ejemplarmente a los agentes involucrados en el homicidio del dirigente de la Juventud Liberal, crimen que calificó como terrorismo de Estado.

En un comunicado emitido este sábado la Codehupy rechazó el “grave atentado a la institucionalidad democrática que se ha profundizado y acelerado en los últimos días en el Paraguay”, con la quema del Congreso, el disparo en el rostro a un diputado nacional Édgar Acosta y el homicidio de Rodrigo Quintana, dirigente de la Juventud Liberal.
Para el organismo de DDHH hubo un terrorismo de Estado con la “ejecución extrajudicial” de Quintana por parte de un agente policial.

Sostuvo que la situación que vive el país es resultado del progresivo deterioro y vaciamiento institucional y democrático.

Por otro lado denunció la falta de garantías a la ciudadanía que estuvo desprotegida durante la noche del viernes y madrugada del sábado. Al menos 211 personas fueron detenidas, “la mayoría de manera presuntamente arbitraria, siendo también víctimas de torturas, malos tratos y robos por parte del cuerpo policial”.

También pidieron el “cese inmediato de las acciones políticas encaminadas a promover la modificación de la Carta Magna, que más allá de la discusión relativa a su procedencia en el plano formal, en la coyuntura deviene arbitraria y carente de toda legitimidad”, según refiere el comunicado.

(Última Hora – 1 de abril de 2017).